viernes, 23 de septiembre de 2011

CADAVER EXQUISITO

Era una día gris y lluvioso, hacia frío de muerte, las marrones hojas de los robles se desplomaban sobre el suelo. Daniel las miró con profundidad, pensativo y melancólico. De repente, un cuchillo se asomó a su cuello. Campilio lo iba a asesinar. Mentira, Campilio no fué, él es inocente, de repente.... Adriana sacó con furia su labial, era su arma secreta queria engañarlos a todos, arreglo sus labios y ....con ímpetu se le lanzó, lo beso hasta agotarlo y de pronto despertó,todo había sido un sueño.

1 comentario:

  1. Muy buen ejercicio de narratopedia a través de las TIC. ¡GRACIAS!

    ResponderEliminar